domingo, 9 de diciembre de 2012

La lógica de Torilandia


La lógica rancional

Paseando con mi interlocutora privilegiada me ha venido con el vértigo de la inspiración el descalificativo con que describir el modo de pensar que se ha extendido en Torilandia: rancional. Hemos reído con ganas porque ha funcionado la ley del gazapo, como aquellos que cazaban en La Cordorniz, o la del lapsus linguae freudiano, más antiguo pero más moderno, para entendernos. El caso es que desde mi atalaya, un observatorio privilegiado, la política nacional se contempla como un eterno sainete en el que esa lógica rancional se multiplica a cada nuevo cráneo inprivilegiado que abre la boca para exhalar regüeldos que quiere hacer pasar por pensamientos. Prestémosle atención al último exabrupto del sector autonómico: equiparar el uso del castellano y del catalán en el sistema educativo catalán es un atentado contra el catalán como no se había visto desde 1978, ha venido a decir la ministra autonómica del ramo con un despliegue de ofendido papo valleinclanesco. Y quedóse tan pancha y oronda y filológica. Prohibir una de las dos lenguas oficiales en Cataluña (los progres acomplejados han de escribir Catalunya, como Girona o A Coruña...) se ve que es una defensa de la cultura. Impedir que los escolares se formen en las dos lenguas propias y oficiales de la comunidad autónoma es, así mismo, otra defensa, en este caso acérrima -que está más cerca de lo que en realidad es,una cerrilidad-, de la educación y, de rebote, de la cultura.
De igual manera, esa ministra a medio camino entre el cubismo picassiano y los esperpentos de Solana, Fátima Báñez, aplicando los principios universalmente reconocidos de la lógica rancional, pretende hacernos creer que van a prohibir que los jubilados fleten autobuses para ir a su ministerio a agradecerles que les priven de la revalorización de las pensiones. ¿No se advierten en estas maneras penseriles -sí, sí, muy cerca del pienso, pero ya sabemos de cuál...- un sí sé qué de la inefabilidad anguitiana excatedrista?
Se ha de reconocer que la lógica rancional es, como dicen ahora los modernos, transversal. Es acogida en cualquier formación política de, como dicen los cronistas, todo el espectro ideológico,una expresión que asusta bastante más que el referente, la verdad, que ya es decir.
Recalaremos, con más calma, en los postulados fundamentales de esa lógica rancional, aún por elucidar. Tiempo habrá, que eso te regalan la crisis y la pobreza, ¡y nosotros, desagradecidos, nos quejamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario